Mujeres Premios Nobel (I)

Recordando a las escritoras que abrieron las puertas al premio Nobel

nobel3

La tarde del jueves 1 de octubre los/las asistentes a la sede del encuentro en Condestable recordaron los sueños, la vida y la obra de un grupo de tres escritoras fallecidas que fueron capaces de abrir para sí mismas y para compañeras futuras las puertas del prestigioso premio Nobel de Literatura. Un hito al que llegaron incluso después de tener que luchar por escribir y expresarse libremente.

Isabel Blanco fue la moderadora de esta primera mesa en la que se sentaron Eli Tolaretxipi, filóloga, traductora de poesía y poeta; Montserrat Fornells, historiadora de Arte y Museóloga y Ángel García Ronda, escritor, economista y licenciado en Historia.

Fue este último el que abrió el turno de intervenciones hablando precisamente de la primera mujer en recibir el premio Nobel de Literatura, la novelista sueca, Selma Lagerloff. “Su obra, inspirada en el folklore y la narrativa oral de su país contó con el beneplácito y ayuda económica del rey Óscar y del príncipe Eugenio, grandes aficionados a la literatura, que becaron a la autora”. “Obras como Los milagros del anticristo dieron a la autora el éxito suficiente como para continuar escribiendo”. El maravilloso viaje de Nils Holgersson a través de Suecia la dio a conocer en todo el mundo. Lagerloff recibió el premio Nobel en 1909.

Montserrat Fornells recordó la figura de Grazia Deledda, narradora italiana nacida en 1875. “Muy prolífica, trató de comunicar la realidad que palpaba en su sociedad. Solamente pudo estudiar hasta los 10 años. Autodidacta, continuó su formación con los muchos libros que le hacía llegar su hermano”. Deledda tuvo que enfrentarse a los prejuicios de la sociedad en su pueblo natal, Cerdeña, “donde criticaron a ella y su familia por no mantener el honor al escribir y mandar relatos para ser publicados en revistas juveniles de la época”. Esta situación termina cuando se casa y se marcha a vivir a Roma. “No fue feminista, pero en sus libros retrata a mujeres que quieren romper con la situación en la que viven”, recordó Fornells. Grazia Deledda obtuvo el Novel en 1926.

Finalmente Eli Tolaretxipi centró su exposición en la figura de Pearl S. Buck, primera americana en ganar el premio Nobel, en 1938. Hija de misioneros protestantes, pasó su juventud en China, cuya sociedad retrata en La buena tierra, la más famosa de sus obras y premio Pulitzer. Decía: “Solo puedo escribir sobre lo que conozco, y lo que conozco es China”. “Los esfuerzos en su obra, con escasa ambición estética, retrata con un estilo sencillo y directo la sociedad asiática: la china y también la japonesa. Estaba más preocupada por comunicar que por investigar y ensayar las formas de contar”.

Texto e imagen de Dani, Aloa Comunicación.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo 09 Resumen de jornadas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s