Visto y oído: Carme Riera

Presentación de Carme Riera, por Charo Fuentes

“Amigas escritoras, escritores, lectores, espectadores, degustadores de palabras: buenas tardes. Mi misión hoy es presentar a Carme Riera, una escritora que a mí personalmente, por lo que luego les contaré, me es muy grata. Que IPES haya delegado en mí la decisión de presentarla es un lujo. Gracias al Instituto Navarro de Igualdad por hacerlo posible.

Carme es catedrática de la Universidad Autónoma de Barcelona, especialista en el siglo de Oro español y también en uno de los grupos literarios más originales de la poesía contemporánea española: “La Escuela de Barcelona”.  Dirigió la Exposición del  cuarto aniversario del Quijote. Premio Anagrama a de Ensayo, Prudencia Beltrana, Ramón Lull,  José Pla,  Joan Crexells, Nacional de Narrativa, Nacional de Literatura, Cruz de San Jordi. Escribe en mallorquín, su lengua natal  y   es además partidaria de la pluralidad lingüística que practica y que entiende como  una forma más de riqueza y tolerancia.

En muchas ocasiones se le ha preguntado por qué escribe. Sus propias palabras ante la escritura, son múltiples;”Escribo para comunicarme con los lectores. Escribo porque no puedo dejar de hacerlo. Escribo para ahuyentar los fantasmas. Escribo para trazar otras alternativas a la realidad. Escribo para entretener al público. Escribo para que el lector sea más feliz al hacerle más consciente de su condición de hombre. Añade Carme que aprendió de su abuela la pasión por narrar.

Si la leen, encontrarán en sus textos breves   historias actuales;  o otras  desmontando la tradición literaria , que les  dejarán suspensos hasta el amanecer, despiertos ante la sensualidad y la inteligencia  de la nueva Shererzade, la intriga del argumento y la vivacidad de la voz que cuenta.

Es fácil imaginarla con sedas de sultana nueva y ordenador de catedrática dando lecciones magistrales y rompiendo la tradición  a golpe de  ironía.  Si encuentran a Cirano de Bergerac ya no será el que enamora por lo que dice y cómo, sino por su el tono de una voz conversando naderías en un cruce de teléfono; o la  Cirana que enamora al escribir anodinas   cartas comerciales que el destinatario considera personales y únicas. Todo cabe; también el erotismo, con su vuelca de tuerca. Nada obsceno. Simplemente inteligente y demoledor.

Tienen sus novelas de largo aliento  una urdimbre de intriga pero construida con  rigor histórico. Afirma   que sus  novelas son en muchos aspectos subsidiarias de la Historia, o de la intrahistoria, casi siempre olvidada. Historias de perdedores donde es difícil no recordar la deuda implícita del cine y las películas en blanco y negro que a veces cita.,”  En ellas,  los pasados perdidos de mujeres dudosas o bravas, de judíos conversos, de chuetas mallorquines, de exilados. Pero la visión actual de la narradora de esa Historia pasada  rescata a los muertos, los salva del oprobio. No hay dogmatismo en la condena a la intolerancia, sino la leve piedad  con que miran el pasado los espíritus libres. Y también una pluralidad pirandeliana de finales abiertos.  

Pero como  les dije al principio a mí me es muy querida, cercana, aunque sea hoy cuando la conozca,  y lo es porque mi encuentro con sus textos fue La Poesía ya que  en sus ensayos poéticos y sus antologías recreó  a ese grupo  de poetas geniales del 50 en Barcelona  de los que tanto aprendimos  (Yo recuerdo todavía con escalofrío el último recital de Gil de Biedma en la Residencia de Estudiantes de Madrid – su estudiada despedida pública trufada de sarcasmo , también el último de Goytisolo en la Madrasa de Granada; cierro los ojos y veo a Carlos Barral deambulando por el Senado. Riera fue su antóloga y además fue su amiga.-  “La Escuela de Barcelona”, “Partidarios de la Felicidad” nos acerca a esos  escritores de culto.

Y como este encuentro es de escritoras acabaré recordando que es recopiladora  de una antología de poetas  catalanas y autora de un diario de su segundo embarazo – nueva Oriana Falacci,  con resultado inverso y positivo Piensa que las mujeres deberíamos revindicar la maternidad. Que la maternidad debería ser vista con gozo

Tenemos ante nosotros a una mujer del siglo XXI, intelectual, profesional, estudiosa, libre,  “glamourosa”, irónica,  creadora y también mujer en el más hondo y solidario sentido  Con ustedes, para hacernos felices esta tarde, una partidaria de la felicidad:  Carme Riera”

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo 09 Resumen de jornadas, Carme Riera

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s